Pàgines

8.3.12

L'abisme

A C. M. que me la va donar de llegir i m'ha dut a un taller d'ales.
Leía en el Clos-Salembier porque era absolutament imposible sobrevivir sin libro, es decir vivir sin luz, sin espíritu, sin realidad sin dormir sin paz sin pan ya que todo lo que pasaba delante y detrás de la verja encadenada era grito locura tonterías tiniebla piedras y tierra lanzadas. Por lo tanto yo pasaba de un día a otro de un libro a otro libro sin libros me habría hundido, y no importa qué libros, bastaba con que hubiera un volumen rectangular del tamaño de mi pie sobre el cual me pudiera posar para cruzar el abismo, asno, avión, águila, carretilla todo sirve me deslizo de un lomo a otro pienso desde los pensamientos de Pascal hasta los pensamientos de la Condesa de Ségur, y mientras tanto mi hermano recorre el abismo en bici. Libro i Bici nos transportan tanto a uno como a otro, todo lo que uno pide es la puesta en libertad, a veces mi hermano lee a Spirou como yo leo "El idiota", es heno para el asno huesos para el Perro, a veces yo leo Hercule Poirot como mi hermano lee el segundo volumen de "Crimen y castigo" el volumen Crimen nunca estuvo ahí, todos nuestros libros son de segunda mano, mi hermano lee el Castigo, estamos destinados a conocer el Castigo antes de haber cometido el Crimen, el autor de nuestro libro tiene su propia filosofía: primero el Castigo, después el crimen. O bien de lo que se trata es de que nosotros seamos uno el Crimen y el otro el Castigo, en ese caso, sin duda, el crimen soy yo.
Todo era enorme y fuerte, rumiaba yo, mientras pensaba en la violencia que nos inspiraba, leo del mismo modo que él pedalea, del mismo modo que leo pedaleemos con todas nuestras fuerzas arrastrados por pendientes peligrosas.
Hélène Cixous, Las ensoñaciones de la mujer salvaje

 Te enseñaron a tener miedo del abismo, del infinito, que sin embargo te es más familiar que al hombre.¡No camines junto al abismo! ¡Si ella fuera a descubrir su fuerza! ¡Si fuera, de pronto, a gozar, a disfrutar su inmensidad! ¡Si diera el salto! Y no cayera, como una piedra, sino como un pájaro. ¡Si se descubriera navegante de ilimitado!
¡Suéltate! ¡Suelta todo! ¡Pierde todo! Toma aire. Hazte mar adentro. Hazte de la letra. Escucha: nada ha sido hallado. Nada se ha perdido. Todo està para buscarlo. Anda, vuela, nada, salta, corre, cruza, ama lo desconocido, ama lo incierto, ama lo que aún no fue visto, ama a nadie, que tú eres, que serás, déjate, libérate de las viejas mentiras, atrévete a lo que no te atreves, ahí es donde gozarás, haz siempre tu aquí de un "allí", y alégrate, alégrate del terror, síguelo por donde tienes miedo de ir, lánzate, ¡es por ahí! Escucha: no le debes nada al pasado, no le debes nada a la ley. Gana tu libertad: devuelve todo, vomita todo, dalo todo. Dalo absolutamente todo, óyeme, todo, da tus bienes, ¿de acuerdo? No te guardes nada, aquello que te importa, dalo, ¿entiendes? Búscate, busca el yo, revuelto, numeroso, que serás siempre más adelante, y fuera de un sí, sal, sal del viejo cuerpo, líbrate de la Ley. Déjala caer con todo tu peso, y tú, corre, no mires atrás: no vale la pena, detrás de ti no hay nada, todo està por llegar.
Hélène Cixous, La llegada a la escritura.

Il m'est donc impossible objectivement, et je dirais philosophiquement, d'imaginer que l'on puisse ramener un être complexe -moi ou n'importe qui- à une identité.
(...)
J'ai tout appris à la fois ou tout désappris parce que d'abord je ne savais pas que j'etais Juif, ensuite je ne savois pas que tous les Juifs étaient menteurs, mais le pire c'était que j'ai appris aussi le "double bind"; je peux vous dire que je suis un témoin du "double bind" primitif. Je suis sortie du jardin en me disant "si j'amène les timbres je me déshonoré et si je n'amène pas les timbres je me déshonore parce que j'aurai pruvé que tous les Juifs sont menteurs". Je ne vous dirai pas comment cette histoire a fini mais elle eté décisive, j'ai appris à ce moment-là l'inclusion et l'exclusion, la fausse définition, la façon dont on peut être dit juif ou espagnol ou catalan ou noir. Mais je ne l'ai pas intériorisé, j'ai compris qu'il y avait à ce moment-là un travail difficile et complexe de rapport et d'identité, d'identification. Et tout de suite après j'ai été chassée du paradis puisque tous les Juifs menteurs ont été mis à la porte de tous les lieux où juste avant ils étaient recevables.
Hélène Cixous, Langue à venir
Beneït siga l'abisme, beneït siga l'amor i beneïdes siguen les ales amb què l'aprenc a parlar. Sóc de la lletra!