Pàgines

26.4.10

Nuesa

Devia ser migdia quan l'he vist. L'he deixat estar i he continuat recorrent la Fira. Poc després hi he tornat. Tot seguit Mi abuelo era a la bossa. En el temps poc raonable que em concedesc per becar l'he llegit. Sencer.

Hi he trobat:

Yo soñaba con tener media melena con flequillo, pero mi madre me llevaba a la peluquería para que me dejaran el pelo bien corto.
Mi padre nos hacía crujir los nudillos todo el rato.
Un día empleó la expresión "por mi que no quede". Yo pensaba que se escribía "por Mike Nokede"
Mi madre decía a menudo "digamos que" y yo entendía "diga mosqué".
En lugar de decir "A ti hay que sacarte las palabras con sacacorchos" dice: "A ti hay que forzarte".
Para decidir qué hacer de comer se dirigía a uno de nosotros preguntando: ¿Qué queréis?
A los trece años una de mis tias me toqueteó un pecho delante de todos y exclamó: "¡Muy bien! ¡Ya le van creciendo!"
Un día mi madre me preguntó si tenia una pasión. Me quede de piedra. No tenía respuesta.
Otra vez me preguntó si yo me amaba. No supe qué decir.
Dice: "En las familias normales hablan unos con otros, se cuentan cómo ha ido el día. Me gustaría que de pronto dijeras: Venga voy a hacer una buena ensalada".
Me llamaba Mouka, que significa lechuza en árabe. Ignoro qué semejanza encontraba en mí con una lechuza. A veces precisaba: "La lechuza de los tubos".

Valérie Mréjen em desarma amb una novel·la mínima, que es basta amb l'asèpsia narrativa i la frase buida per revelar la riquesa emotiva i de pensament de l'infant que l'adulta en què ha sobreviscut a aquell familiaríssim horror -Mi abuelo llebaba a sus amantes a casa y hacía el amor con ellas metiendo a mi madre en la misma cama...-ens conta.

I heus ací, pense, un model d'escriptura, fragmentari, eficient, visibilitzador, per portar a les aules i a les teràpies.


1 comentari:

Queti B. ha dit...

Un bloc amb tanta sensibilitat com el teu ha estat guardonat amb el premi"Paga la pena". Si vols continuar la cadena, visita el meu.
Besets, artista!