Pàgines

21.1.09

Padre


A mi vendrás en los sagrados eneros.
De alas aladas
alimentándome el consuelo
y barruntando cada nueva primavera.